Por qué el concepto de portal de empleo está obsoleto

Aug. 12, 2021

En su momento, el portal de empleo fue una excelente alternativa a las publicaciones en la prensa escrita, pues resultaban más económicos y tenían un alcance más amplio que el periódico. Sin embargo, con el pasar del tiempo esta herramienta de reclutamiento ha caído en la obsolescencia, al menos por las siguientes razones: 

Descuida y afecta a la marca empleadora

De acuerdo con cifras citadas en un artículo de HubSpot, una marca de empleador fuerte puede reducir las tasas de rotación en un 28% y los costos de contratación en un 50%. 

Sin embargo, al publicar estrictamente en portales de búsqueda de trabajo dejas de gestionar activamente esa percepción del mercado de tu empresa como empleadora, precisamente porque los portales de empleo representan una búsqueda pasiva.

Todo se limita a una breve descripción corporativa que se suma a las de miles de compañías más que ofertan en estas bolsas de empleo online, lo que muchas veces crea una imagen de deshumanización y poca personalización. 

Alargan los procesos de selección

Este tipo de plataformas son herramientas donde buscar candidatos se convierte en un proceso largo, tedioso y complejo. Además de tener que abrir una cuenta como empleador para cada portal, tienes que crear descripciones de la empresa y ofertas de empleo, para luego esperar a que se posicionen y empezar a recibir postulaciones.

Como en el portal de empleo los filtros son mínimos y el alcance de la oferta online es de lo más amplio, empiezas a recibir infinidad de currículos, la mayoría de ellos de aspirantes sin una alineación real con el perfil solicitado. 

En ese sentido, el reclutador tendrá trabajo para largo rato, pues tendrá que revisar cientos o miles de currículums. Luego vendrán los análisis de preselección, las entrevistas y las evaluaciones, aumentando de forma considerable el tiempo y recursos invertidos en el reclutamiento de personal.

Afecta la experiencia del candidato

Tanto en las bolsas de trabajo gratuitas como en aquellas de pago, los candidatos deben diligenciar en cada una de ellas extensos formularios, crear perfiles, subir sus currículums, buscar ofertas de empleo a la medida de su perfil y postular. Todo ello para esperar una llamada o un correo electrónico con una citación a entrevista que, en ocasiones, no deriva en nada porque su perfil no se ajusta con lo que está buscando la empresa. 

Si se tiene una mala experiencia como candidato, existen altas probabilidades de que este ya no quiera consumir los productos o servicios de la empresa. Recuerda siempre que un promotor negativo habla hasta con 10 personas de su mala experiencia, y que en la era donde todo se expone por redes sociales, el impacto puede ser enorme.

La tecnología evoluciona: hay soluciones más efectivas y óptimas

Los portales de búsqueda de trabajo son herramientas muy básicas, quizá innovadoras en 2021 al llevar al espacio online las ofertas de trabajo y procesos de postulación. Pero lo cierto es que ha pasado mucho tiempo desde entonces y hoy estamos en pleno siglo XXI, con un ingente desarrollo digital y de tecnologías disruptivas como el Big Data y la Inteligencia Artificial. 

En ese contexto, han surgido herramientas de reclutamiento de talento donde buscar candidatos y seleccionarlos es mucho más sencillo, rápido, económico y eficaz. Una de ellas es iHunt, una plataforma que explota todo el potencial de las economías colaborativas y la inteligencia artificial para entregarte en menos de 5 días listas de candidatos preseleccionados altamente alineados con los perfiles que buscas. De acuerdo a un estudio realizado por la propia empresa, cerca del 80% de los candidatos que ellos presentan avanzan en un proceso de selección, por lo que de una lista de 5 candidatos, lo más probable es que 4 van a estar altamente alineado con tus requerimientos y posiblemente vas a querer contratar a más de uno.

¿Cómo logran esta efectividad? Gracias a su enorme red de miles de reclutadores que participan activamente en la plataforma, quienes hacen la búsqueda de candidatos de manera muy ágil y con  foco puesto 100% en la calidad.

Atrás queda la obligación de dedicar horas a la revisión de currículos que las bolsas de trabajo gratuitas o de pago recopilaban para ti. Una comunidad de miles de reclutadores se encarga de buscar candidatos, que postulan respondiendo una entrevista online y cargando su CV y perfil de LinkedIn. La inteligencia artificial los filtra y, finalmente, un equipo humano preselecciona los candidatos de mayor potencial. 

Últimos Articulos

Tendencias: Employer Branding

Oct. 15, 2021

Tendencias: ¿Talent Sourcing o Headhunting?

Oct. 14, 2021

¿Sabes cuántos tipos de programadores informáticos existen?

Sept. 30, 2021